Últimas Noticias

10 Cosas que puedes hacer con la leche además de beberla

Sabemos que la leche aporta calcio y que es vital para una buena salud. Pero la leche, además, tiene múltiples usos, y no todos están relacionados con la cocina. También se puede utilizar la leche como un aliado de nuestro cuidado estético, entre otras cosas.

En este artículo de NDP, te contamos cuáles son esos usos.

1. Desmaquillante

Si te has quedado sin desmaquillante, no te preocupes: no es necesario que te vayas a dormir con el rostro maquillado, ya que eso no es conveniente.

Entibia un poco de leche, empapa un algodón con ella, y limpia tu rostro como si la leche fuera una loción. ¡Verás qué bien funciona!

2. Madurar granitos

A veces, los granitos que nos salen en el rostro pueden ser dolorosos, en especial si tardan varios días en madurar.

Puedes apurar la maduración del granito aplicando leche. ¿Cómo lo haces? Al igual que en el punto anterior, empapa un algodón en leche tibia y luego aplica el algodón sobre la zona afectada. Mantenlo presionado durante unos minutos, y repite esto dos o tres veces al día, hasta que el granito esté bien maduro.

3. Quitarle la acidez a la cebolla

Suele ocurrir que debes preparar una comida que contiene mucha cebolla, y no te gusta la acidez de este alimento (aunque sí su sabor). Un buen truco es hervir la cebolla antes de usarla, pero no en agua sino en leche, durante 15 minutos. El resultado será una cebolla deliciosa pero sin su acidez característica.

4. Suavizar los pies

Una vez por semana, entibia un litro de leche, colócala en un recipiente grande, e introduce tus pies. Déjalos mojarse en la leche durante 10 minutos, y luego enjuágalos con agua tibia. Verás lo suaves que te quedan.

Este truco es ideal si te ha quedado en la nevera un litro de leche sin usar y a punto de vencer: en vez de tirarla a la basura, la usas como humectante.

5. Humedecer un bizcocho

Tienes que preparar un pastel, pero temes que te quede demasiado seco. En estas ocasiones, se suele humedecer el bizcocho con alguna bebida alcohólica o con algún tipo de zumo. Pero estas opciones pueden presentar un problema: añadir un sabor indeseado al pastel.

La solución es reemplazar el zumo o la bebida alcohólica por leche: el bizcocho quedará bien húmedo y no perderá su sabor original.

6. Calmar quemaduras

Si has estado bajo mucha exposición solar y tu piel se ha quemado, moja un paño o un algodón en leche fría y aplícalo durante 15 minutos sobre la zona afectada. La leche ayudará a calmar la quemazón.

7. Revitalizar tus plantas

En épocas de mucho calor es común que las plantas se vean afectadas y se sequen. Mezcla cantidades iguales de agua y leche en un frasco con difusor, y rocía tus plantas con este preparado. Además de revitalizarlas, la leche ayudará a eliminar posibles hongos.

8. Exfoliar tu piel

En un recipiente, mezcla dos cucharadas de avena con una cucharada de miel y una de leche hasta que los tres ingredientes se unan bien. Pon esta mezcla sobre tu piel durante 20 minutos y luego enjuaga con agua tibia. ¡Verás qué buen exfoliante natural has creado!

9. Calmar el ardor por las picaduras de insectos

Si te ha picado un insecto y la piel te arde, aplica un algodón empapado en leche fría sobre la zona afectada durante 20 minutos. La leche ayudará a aplacar la picazón.

10. Aclarar ojeras

Puedes tener el rostro más bonito del mundo y no poder evitar un par de ojeras oscuras. Aquí debes armarte de paciencia y, a diario, aplicar leche fría con un algodón en la zona debajo de los ojos. Con el tiempo, tus ojeras se aclararán.