Últimas Noticias

Anuncian incentivo de vivienda para maestros, policías y otros funcionarios

Jueves, 11 de octubre de 2018- El secretario del Departamento de la Vivienda, Fernando Gil Enseñat junto al gobernador Ricardo Rosselló Nevares anunciaron el jueves, que solicitarán la creación de un fondo de 150 millones de dólares para ofrecer incentivos económicos para la compra de vivienda para policías, maestros y otros funcionarios públicos de primera respuesta, como bomberos, personal de manejo de emergencias y enfermeros, entre otros.

El fondo estará disponible luego de que se autorice el uso de los 8,200 millones de dólares del segundo Plan de Acción del gobernador bajo el programa de Desarrollo Comunitario con Subsidio Determinado para la Recuperación de Desastres (CDBG-DR, por sus siglas en inglés).

“Reconocemos la gran aportación que hacen estos funcionarios a Puerto Rico y la gran labor que han realizado durante este tiempo de reconstrucción de la Isla. Con estos nuevos incentivos daremos paso a que cientos de héroes puertorriqueños y sus familias logren su sueño de tener un hogar propio o una oportunidad de adquirir ingresos adicionales. Además, esto ayuda a retenerlos aquí en su tierra”, expresó el gobernador en declaraciones escritas.

El incentivo para viviendas en cascos urbanos será de 50,000 dólares y en otras áreas de 25,000 dólares, con el propósito de repoblar los cascos urbanos en la Isla.

Según se estableció la ayuda pudiera utilizarse para adquirir una vivienda propia; o para adquirir una propiedad y alquilarla a un tercero y tener un ingreso adicional. Además, la ayuda podrá usarse para pagar la hipoteca de una vivienda existente y ya adquirida.

Gil Enseñat sostuvo que “el gobernador ha sido enfático en que nuestra administración promoverá todas las herramientas, alternativas e iniciativas existentes para asegurar que cada puertorriqueño tenga un techo seguro para vivir, incluyendo a nuestros servidores públicos. En ese sentido, el Departamento de la Vivienda continuará elaborando los proyectos de transformación mediante los fondos CDBG y CDBG-DR”.

Con este programa, los participantes pudieran beneficiarse de un incentivo de 25,000 dólares o 50,000 dólares si es una persona sola con ingresos de hasta 42,200 dólares anuales; una familia de dos personas con ingresos de hasta 46,200 dólares; una familia de tres personas con ingresos de hasta 54,250 dólares; o una familia de cuatro personas con ingresos de hasta 60,250 dólares.

Este requisito de ingreso aumenta según aumenta la cantidad de personas que componen la unidad familiar.

De otro lado, el primer ejecutivo junto al secretario del Departamento de Seguridad Pública (DSP), Héctor Pesquera y el comisionado del Negociado de la Policía, Henry Escalera anunció la firma del reglamento para implementar el programa Off Duty en Puerto Rico.

Con esto se autoriza a los policías a llevar a cabo otros trabajos en su tiempo libre siempre que el mismo no entre en conflicto con su rol primordial de policía. Esta medida permite que Puerto Rico tenga mayor presencia de policías uniformados dando servicios fuera de horas laborables.

Los policías estarán autorizados a contratar de forma legal trabajos de seguridad fuera de horas laborables y podrán utilizar su uniforme y su arma de reglamento, mientras cumplan con los requisitos.

“En medio de la situación fiscal que atravesamos, debemos implementar diversas estrategias para tener comunidades más seguras y para ayudar a los policías a mejorar sus ingresos económicos”, estableció Rosselló Nevares.

El permiso tendrá una duración de dos años, al cabo de los cuales podrá ser renovado. Las solicitudes de permisos serán revisadas por un comité designado por el comisionado del Negociado. La jornada adicional no podrá exceder cuatro horas en días laborables ni 24 horas semanales.

Por su parte, el secretario del DSP comentó que “nuestro interés principal es facilitarles todas las opciones disponibles a los policías. Este beneficio permitirá que puedan emplear sus conocimientos de los aspectos de seguridad en otras instancias, que a su vez genera una extensión de la presencia de la figura de los agentes del orden público, lo que sirve de disuasivo a la conducta criminal y adelanta la seguridad pública”.

En tanto, Escalera expresó que “para nosotros es crucial incentivar a nuestros policías porque son los que a diario dan la milla extra por mantener el orden y la seguridad en nuestras comunidades, y son ellos los que en el ejercicio de otras funciones pueden extender y emplear el trabajo de un agente del orden público”.

Además, el comisionado de la Policía añadió “en el Negociado apoyaremos todas las herramientas posibles que provoquen el bienestar de nuestros compañeros policías y el de sus familias”.

El policía y el patrono firmarán una certificación mediante la cual reconocen las normas reglamentarias con las que deben cumplir.

Además, el patrono privado debe tener cubierta para el policía en el Fondo del Seguro del Estado y tiene que tener seguro de responsabilidad pública pues será responsable por cualquier demanda civil por actuaciones del policía en sus funciones Off Duty.

Esta iniciativa ha dado resultados en otras jurisdicciones como San José, California; Seattle, Washington; Chicago, Illinois; Clayton, Missouri; Midland, Texas; Baltimore; Maryland Heights; y Virginia Beach; entre otras.