Últimas Noticias

El Partido Republicano da la espalda a Roy Moore, el candidato a senador por Alabama acusado de abusos sexuales

Martes, 14 noviembre 2017- Las acusaciones de abusos sexuales que han salpicado a Roy Moore, el candidato republicano a senador por Alabama, le han hecho perder el respaldo de su partido. Numerosas figuras republicanas ya le han pedido públicamente que renuncie a la candidatura para no dañar la imagen de la formación. La última de ellas ha sido Paul Ryan. El presidente de la Cámara de Representantes ha afirmado que Moore “debería hacerse a un lado” y ha puesto en cuestión los valores que defiende el republicano. La sentencia de Ryan supone un nuevo portazo al candidato para senador por Alabama, que ha visto como en apenas cuatro días ha perdido el apoyo de su partido de cara a las elecciones.

Cuando el pasado viernes Leigh Corfman, de 53 años, acusó públicamente a Moore de haber abusado sexualmente de ella  cuando tenía 14 años, la propia Casa Blanca, por boca de su portavoz Sarah Sanders, invitó al candidato republicano a hacerse a un lado. “El presidente Trump cree que, si estas acusaciones son ciertas, haría bien en retirarse de la carrera electoral”, aseguró Sanders. Más duro fue el líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, que aseguró tajantemente que “creía en el relato de la mujer” y que el candidato debía abandonar su puesto. Moore no tardó en devolver el golpe a McConnell acusándole por Twitter de haber “fallado a los conservadores” e invitándole a su vez a “echarse a un lado”. El senador republicano por Arizona John McCain no tardó en unirse a los alegatos de sus colegas de partido y pidió a Moore dejar su puesto “inmediatamente” para permitir que los ciudadanos de Arizona puedan elegir a un candidato “del que puedan sentirse orgullosos”.

Las voces críticas en el seno del Partido Republicano se han multiplicado según han ido saliendo mas victimas acusando a Moore de presuntos abusos y comportamientos impropios. El fiscal general Jeff Sessions, cuyo puesto en el Senado es el que aspira a ocupar Moore, también le ha dado la espalda asegurando que “no tiene ninguna razón para dudar de las acusaciones” que se han vertido sobre el candidato republicano. Por su parte Cory Gardner, líder del Comité Nacional Republicano en el Senado, no ha dudado en afirmar que si Moore ganaba las elecciones a senador en Alabama “el Senado debería expulsarle al no cumplir con los requisitos éticos y morales de la cámara”. Aunque el que más lejos ha llegado ha sido el Senador republicano por Arizona Jeff Flake, que directamente ha llamado a los votantes de Alabama “a apoyar al candidato demócrata” antes que a Moore.

Otras figuras republicanas como Ted Cruz, Roy Blunt o Lisa Murkowski, también han dado la espalda a Moore, que sigue defendiendo su inocencia y ha tachado todas las acusaciones de “rotundamente falsas”, alegando que son un “intento desesperado de los demócratas de atacar políticamente” a su campaña. A falta de menos de un mes para los comicios, el Partido Republicano no puede apartar al candidato de la carrera electoral, por lo que la decisión está en manos del propio Moore. Las encuestas, no obstante, ya están reflejando el impacto del escándalo. El candidato republicano ya ha perdido la ventaja de 10 puntos que sacaba al demócrata Doug Jones, aunque todavía es pronto para ver el alcance que tendrá el escándalo en la intención de los electores.