Últimas Noticias

Exmilitar peñolano que tiroteó aeropuerto en Florida es mentalmente competente

Martes, 15 de mayo de 2018 Por EFE- El exmilitar peñolano Esteban Santiago, acusado de la muerte de cinco personas en un tiroteo registrado en 2017 en un aeropuerto del sur deFlorida, fue declarado mentalmente competente para afrontar las consecuencias de sus actos, indicaron hoy medios locales.

No obstante, se espera que Santiago se declare el próximo 23 de mayo culpable de los cargos que pesan en su contra para evitar la pena de muerte, según anunció ante una jueza el pasado 1 de mayo Eric Cohen, abogado del acusado.

Santiago se había declarado no culpable en una corte federal de los 22 cargos que le imputan por el tiroteo perpetrado en el aeropuerto internacional de Fort Lauderdale y, a petición de una jueza, fue sometido a una serie de evaluaciones mentales para discernir si el joven estaba mentalmente sano.

“La evaluación mental fue completada (…) y concluye que (Santiago) es capaz de comprender la naturaleza y consecuencias del proceso en su contra y asistir apropiadamente en su defensa”, señala el informe clínico del psicólogo especialista que evaluó su salud mental, recogió el diario Sun Sentinel.

Se desconocen todavía los términos precisos del acuerdo de culpabilidad alcanzado con la Fiscalía, que no se divulgarán hasta que Santiago se declare culpable en una corte federal de Miami, agregó el rotativo.

El exmilitar nacido en Nueva Jersey hace 28 años llegó el 6 de enero de 2017 al Aeropuerto Internacional de Fort Lauderdale desde Anchorage (Alaska) y en la sala de recogida de equipajes tomó una bolsa que había chequeado y se fue al baño.

En la bolsa había una arma que cargó en el baño y con la que, de regreso a la sala, empezó a disparar a la gente de manera indiscriminada, según mostraron los vídeos de las cámaras de seguridad.

Cinco personas resultaron muertas y seis heridas en el aeropuerto a causa de los disparos de Santiago, quien fue detenido sin oponer resistencia a los pocos minutos.

Santiago es un veterano de la guerra de Irak y se encuentra preso en un centro de detención federal de Miami, donde recibe un tratamiento médico por esquizofrenia.