Últimas Noticias

Federales tienen evidencia contundente de que alcalde de Sabana Grande supuestamente recibió dinero en efectivo de manos de contratista

Jueves, 5 de julio de 2018- La fiscalía federal tiene evidencia contundente de que el alcalde de Sabana Grande, Miguel “Papín” Ortiz Vélez recibió personalmente 22,900 dólares en efectivo de manos de un contratista del Ayuntamiento, dijo el jueves, la fiscal Rosa Emilia Rodríguez Vélez.

“Hay una evidencia bien clara de eso”, dijo la fiscal federal a preguntas de la prensa.

En cuanto a si saben para qué el alcalde utilizó los fondos que se alega recibió personalmente, Rodríguez Vélez mencionó que al momento se desconoce.

“Pensamos que eso puede surgir más adelante, pero no necesitamos saber para qué lo utilizó, porque ya tenemos la información de que se le entregó a él personalmente”, añadió.

Al alcalde de Sabana Grande se le imputa además que hizo propuestas falsas para recibir fondos del Departamento de Educación federal y estatal.

Según el esquema, Ortíz Vélez conspiró con Irving Riquel Torres- Rodríguez – dueño de la compañía Administrative, Environmental and Sports Consultants (AESC) quien se declaró culpable en el caso que se le imputa al exsecretario del Departamento de Recreación y Deportes, Ramón Orta- para de forma fraudulenta recibir fondos del Departamento de Educación estatal y federal. Cuando hizo el alegato de culpabilidad en ese caso, Torres Rodríguez le informó a las autoridades federales sobre el supuesto esquema en Sabana Grande.

Esos fondos se distribuirían entre el municipio, la compañía de Torres- Rodríguez y otras personas que al momento no han sido acusadas.

De acuerdo a la explicación de la fiscal federal, El municipio logró un contrato con Educación federal y estatal para dos proyectos: Verano Educativo y Desarrollo Contínuo. Para el cual subcontrató a la empresa de Torres Rodríguez y una compañía adicional no acusada (en el pliego se denomina la “Compañía F”). En este caso, se dividieron las ganancias en 40 por ciento para Torres Rodríguez y 60 por ciento para la Compañía F.

Los contratos entre el municipio y el Departamento de Educación contenían una cantidad mayor a lo que originalmente fueron los costos del servicio. Como resultado, en el programa Verano Educativo, la empresa de Torres Rodríguez obtuvo un sobrante en fondos federales de 549, 286 dólares y el municipio de Sabana Grande 363, 686 dólares. Ese sobrante – que se supone había que devolver- el municipio lo puso en su fondo general como parte de su presupuesto.

En el programa Desarrollo Contínuo, la empresa de Torres Rodríguez tuvo un sobrante de fondos federales de 391, 988 dólares y el municipio 375, 449 dólares, que transfirieron al presupuesto municipal. La compañía F recibió 563, 174 dólares.

En cuanto al dinero en efectivo, Torres Rodríguez le dió al alcalde los 22, 900 dólares por un periodo de tres años.

“El alcalde traicionó la confianza de su pueblo, al usar su cargo público para obtener fraudulentamente fondos federales”, sostuvo la fiscal.

En total, se le acusa de 6 cargos (dos por robo de fondos públicos, uno por conspiración para cometer fraude electrónico y por correo, dos cargos por fraude postal y un cargo por lavado de dinero).

De ser hallado culpable, puede enfrentar hasta 30 años en prisión.