Últimas Noticias

Gobernador Rosselló insiste que sindicatos de empleados públicos deben negociar primas más bajas en sus planes médicos

Miércoles, 5 de diciembre de 2018- El gobernador Ricardo Rosselló Nevares insistió en que los grupos que representan a los empleados públicos se deben agrupar para negociar en colectivo las primas de los planes médicos para mitigar el impacto que representa la reducción en la aportación gubernamental.

“No, no lo veo así y les voy a explicar por qué. Aquí el 16 de enero de 2017 a mí me entregaron una carta entrando la administración de la Junta de Control Fiscal. Lo que solicitaban en ese entonces, para que tengas en perspectiva, era una reducción o eliminación de 50 mil empleos en el sector público y una eliminación al acceso de salud de entre 600 a 700 mil personas. Esos eran los objetivos para llegar a unos ahorros. Nosotros optamos por ir por otras vías. Y unas vías que pudieran mitigar los impactos y que, estructuradas de manera correcta, nuestra sociedad y el sector público se pudiera beneficiar, o beneficiar aún más, o pudiera mitigar ese impacto”, dijo el gobernador a preguntas de la prensa.

“Lo de la aportación al seguro de salud, es una de esas consideraciones. Ahí nosotros tenemos unos ahorros sustanciales al gobierno y lo que hemos hecho es que puedan negociar en grupo para que puedan negociar de manera más amplia. Al negociar en grupo, pueden bajar esas primas. Y aunque sí, la reducción fue una, lo cierto es que si negocias en grupo puedes mitigar el impacto de esas primas. Yo entiendo que he sido razonable en esto y por eso pedí la extensión”, añadió.

Trabajadores de las uniones del sector público marcharon desde el Departamento del Trabajo hasta la sede de la Junta de Control Fiscal (JCF) en defensa de sus planes de salud y exigieron que se mantengan las aportaciones al plan médico por parte del patrono a los más de 105 mil empleados públicos.

“Hoy salimos a defender la salud de los más de 350 mil puertorriqueños que se verían afectados de reducir las aportaciones del plan médico por parte del patrono como lo ha propuesto la Junta de Control Fiscal. Hoy demostramos una vez más que cuando nos unimos grandes cosas suceden, que luchamos hasta vencer y que defendemos a nuestra familia por encima de todo y todos”, declaró Ángel Figueroa Jaramillo, en representación de las uniones afiliadas a la Coordinadora Sindical en comunicación escrita.

“El Parrandón de los Trabajadores” se concentró desde las 10:00 de la mañana frente al Departamento del Trabajo y Recursos Humanos, en Hato Rey, donde los dirigentes sindicales pronunciaron mensajes declarando que la salud es un derecho universal y que lo defenderán de las propuestas de la Junta de Control Fiscal y del gobierno de Ricardo Rosselló.

“Ya nos han quitado días de vacaciones y por enfermedad y ahora, la Junta de Control Fiscal nos quiere reducir los salarios por la vía en la reducción de la aportación patronal al plan médico. Arrebatarnos el plan médico es un atentado contra el derecho de nuestras familias a recibir los servicios de salud que necesitan. Por eso, debemos mantener la movilización y la presión para detener esos planes que tanto daño podrían provocar”, afirmó Israel Marrero, primer vicepresidente del Sindicato Puertorriqueño de Trabajadores (SPT).

Por su parte, Juan Cortés Valle, representante de las uniones adscritas a la Federación de Trabajadores de Puerto Rico (FTPR-AFLCIO), expresó “la manifestación de hoy lleva un claro mensaje al gobierno y a la Junta de Control Fiscal: estamos unidos como movimiento y no vamos a ceder la defensa del derecho a la salud de nuestras familias. Es inaceptable que se pretenda pagar a los bonistas a costa de la salud de los trabajadores y trabajadoras que brindan los servicios al pueblo. Reducir la aportanción al plan médico es un recorte inmediato al sustento de 350 mil personas, que agravará también más la economía. Aquí tiene que parar el abuso y el atentado contra la salud de los servidores públicos”.

Del mismo modo, la presidenta de la Hermandad de Empleados Exentos No Docentes (Heend), Jannell Santana Andino, manifestó “el día de hoy es el inicio de la lucha que vamos a dar por la salud de nuestras familias. Ningún trabajador o trabajadora se merece lo que están haciendo el gobierno y la Junta de Control Fiscal de arrebatarnos el derecho a unos servicios de salud dignos. La salud es un derecho humano que vamos a defender. Ya basta de cuadrar la caja a costa del pueblo, mientras siguen corriendo los millones en gastos para los amigos y donantes”.

Al concluir los mensajes de los portavoces de la Coordinadora Sindical, la Federación de Trabajadores de Puerto Rico, el Sindicato Puertorriqueño de Trabajadores, la Central Puertorriqueña de Trabajadores, la Unión General de Trabajadores y la Hermandad de Empleados Exentos No Docentes (HEEND) de la UPR, los manifestantes partieron a la sede de la Junta de Control Fiscal en la avenida Luis Muñoz Rivera.

Una vez frente al edificio Seaborne, los trabajadores dieron lectura a una declaración conjunta en defensa de la salud de los trabajadores y sus familias. Se llevó a cabo un evento artístico y cultural con agrupaciones musicales de pleneros. Los maestros de ceremonia del evento fueron Christie Capetta y Jerry Segarra.

“Nos sentimos plenamente satisfechos de la demostración que han hecho los trabajadores y trabajadoras, reconociendo las limitaciones y los múltiples inconvenientes que han tenido que vencer, al participar en los actos del día de hoy. Esperamos que la militancia y determinación evidenciada por nuestras matrículas sensibilice a los dirigentes del país y a la Junta de Control Fiscal para que desistan de la atrocidad de reducir la aportación patronal al plan médico, haciendo más precaria la existencia de las miles de familias de los empleados públicos del país. En la misma medida que se han congelado nuestros salarios debe también garantizarse que, cuando menos, se mantenga la actual aportación al plan médico. Menos que eso es totalmente inaceptable” concluyó Gerson Guzmán, presidente de la Unión General de Trabajadores.