Últimas Noticias

Gobernador Rosselló le informa a la prensa que no contestará a bochinches sobre pensiones

Lunes, 10 de junio de 2019 (CyberNews) – El gobernador Ricardo Rosselló Nevares insistió el lunes, en que los recaudos, asignaciones y ahorros en el gobierno, pueden pagar sin problemas las pensiones de los retirados del gobierno sin necesidad de recortar dichas pensiones.

“¿De cuándo acá estamos contestando bochinches? Yo voy a batallar por los pensionados”, contestó Rosselló Nevares a preguntas sobre un reclamo de la Federación de Pensionados en la que solicitaron que se desista de negociar con las pensiones a la Junta de Control Fiscal (JCF).

“El recorte a las pensiones, de lo que estamos hablando son cien millones de dólares que podemos sacar de otras áreas”, añadió.

Explicó que “es una pelea ideológica”.

Mencionó que los recaudos producirá el dinero para el pago de pensiones.

“Si esas negociaciones están atadas a un recorte de pensiones, que se olviden del gobierno”, dijo Rosselló Nevares.

Insistió, además, que “este recorte afectará la economía”.

La Federación de Pensionados y Jubilados de Puerto Rico (FPJ-PR) acompañada de diferentes grupos de pensionados y organizaciones sindicales de empleados del Gobierno de Puerto Rico, rechazaron el lunes que el Comité de Oficial de Retirados (COR) y cualquier otra organización estén negociando con la Junta de Control Fiscal (JCF) rebajas en las pensiones de retirados o de los empleados activos que aún no se han retirado.

A su vez, hicieron un llamado a personas pensionados, magisterio y trabajadores públicos activos de no apoyar acuerdos que contengan rebajas a sus pensiones.

El presidente de la FPJ-PR, Dwight Rodríguez Orta, señaló en comunicación escrita que “no es aceptable rebaja de clase alguna a la pensión de los empleados públicos retirados o por retirarse que la han dedicado su vida al servicio público”. Expresó que se siente preocupado de que el COR, nombrado por un síndico del Gobierno Federal y aprobado por la jueza Laura Taylor Swain, haya efectuado negociaciones secretas, a espaldas de los retirados, con la JCF sin consultar con los retirados que dicen representar.

Rodríguez Orta expresó que: “los pensionados no aceptamos las teorías económicas ni legales que se han esgrimido contra las pensiones. No estamos dispuestos a más sacrificios que los que hicimos cuando sosteníamos los servicios esenciales del gobierno y cuando hemos visto cómo se han ido reduciendo nuestras pensiones por el alto costo de la vida, impuestos en bienes y servicios y el alto costo de los servicios médicos. Pertenecemos a un grupo frágil desde todos los puntos de vista como lo son edad, salud, poder adquisitivo y trabajo complementario“.