Últimas Noticias

Hoy recordamos el Día-D: El Desembarco de Normandía

Miercoles, 6 de junio de 2018 Por National Geographic- El 6 de junio de 1944, más conocido como el Día D, durante el transcurso de la Segunda Guerra Mundial, las fuerzas aliadas lanzaron la mayor invasión anfibia y aerotransportada de la historia de la guerra en la operación nombrada en clave como Overlord.

Los desembarcos aliados en las playas de Normandía marcaron el comienzo de una larga y costosa campaña para liberar al noroeste de Europa de la ocupación nazi. En la mañana del día D, tropas de tierra desembarcaron en cinco playas de asalto: Utah, Omaha, Gold, Juno y Sword en lo que fue la operación de carácter naval complementaria desarrollada en el marco global de la operación Overlord, nombrada en clave como operación Neptuno. Al final del día, los Aliados se habían establecido en tierra y podían comenzar el avance hacia Francia. Cada playa fue un desafío diferente.

Más de 23.000 hombres de la 4ª división de infantería de los Estados Unidos aterrizaron en la playa de Utah, la más occidental de las playas del asalto. Las fuertes corrientes arrastraron la primera oleada de tropas hacia un sector más levemente defendido, a unos 1.800 metros al sur de su objetivo original. Las tropas aerotransportadas habían aterrizado tras la playa de Utah en las primeras horas del 6 de junio. Tras algunos periodos de intensa lucha, los paracaidistas finalmente aseguraron las calzadas a través de las tierras bajas inundadas, proporcionando una ruta para que las tropas en la playa se movieran hacia el interior. Al final del día, la 4ª división de infantería había avanzado aproximadamente de 6 kilómetros y medio. El coste en bajas fue se tradujo en unos 200 soldados entre muertos, heridos o desaparecidos.

Las tropas de las divisiones de infantería 1ª y 29ª de los Estados Unidos aterrizaron en la playa de Omaha el 6 de junio de 1944. Omaha fue la más defendida de las áreas de asalto y las bajas, que ascendieron a cerca de 3000 en las filas de los aliados, fueron más altas que en cualquier otra playa. Los bombardeos aéreos y navales aliados preliminares no lograron eliminar los puntos fuertes de defensa a lo largo de la costa y los estadounidenses tuvieron dificultades para despejar los obstáculos de la playa. La experimentada 352ª división alemana de infantería participó en el entrenamiento anti-invasión en la zona y pudo reforzar las unidades de defensa costera. A pesar de estos desafíos, los estadounidenses pudieron ganar un pequeño punto de apoyo en la playa al final del día. En la cercana Pointe du Hoc, también los Rangers estadounidenses completaron un costoso asalto a los emplazamientos de cañones alemanes en lo alto del acantilado.

Cerca de 25.000 hombres de la 50ª división británica aterrizaron en la playa Gold en el Día D. Sus objetivos eran capturar la ciudad de Bayeux, la carretera de Caen-Bayeux, y juntarse con los estadounidenses en Omaha. Los fuertes vientos causaron que la marea subiera más rápido de lo esperado, ocultando los obstáculos de la playa bajo el agua. Pero a diferencia de Omaha, el bombardeo aéreo y naval había logrado suavizar las defensas costeras alemanas. Al final del día, las tropas británicas habían avanzado unos 9 kilómetros y medio hacia el interior y se habían reunido con las tropas de la 3ª división canadiense, que habían aterrizado en la playa de Juno, al este.

El objetivo de la 3ª división canadiense era asegurar la playa de Juno y unirse con las fuerzas británicas en la playas de gold hacia el oeste y Sword hacia el este. Los mares agitados retrasaron el desembarco y la marea creciente redujo el ancho de la playa, lo que produjo que mucho de los vehículos y el equipo transportado quedara encallado en la arena. Juno estaba fuertemente defendido y las bajas fueron acusadas, especialmente entre las tropas de la primera oleada de infantería que trato de desembarcar. A la medianoche, los canadienses aún no se habían unido con los británicos en Sword, sin embargo habían despejado la playa, avanzado varios kilómetros tierra adentro uniéndose a los británicos en Gold.

El mal tiempo y la fuerte resistencia alemana obstaculizaron el asalto de la 3ª división británica sobre la playa de Sword, la más oriental de las playas. Las crecientes mareas y la geografía del área de asalto crearon un frente angosto, causando congestión y demoras, y dificultando el desembarco del apoyo blindado necesario para el avance hacia el interior. Aunque la 3º división repelió con éxito un contraataque alemán, no logró tomar la ciudad de Caen, de gran importancia estratégica y su objetivo clave para el Día D. La captura de Caen se convirtió en un punto esencial de la estrategia británica en las semanas posteriores al Día D y la ciudad no estuvo completamente ocupada hasta mediados de julio.