Últimas Noticias

Le exigen al gobernador a que sea fuerte con la Junta Fiscal para que no eliminen el bono de navidad y no despidan empleados

Miércoles, 8 de agosto de 2018- La portavoz de Servidores Públicos Unidos de Puerto Rico (SPU), Concilio 95 AFSCME, Annette González, solicitó el miércoles, al Gobierno de Puerto Rico a que se mantenga firme en su postura de no despedir empleados públicos ni de eliminar el pago del Bono de Navidad.

“Esto sería nefasto para las familias trabajadoras y la frágil economía del país”, dijo González en declaraciones escritas.

Además le recomendó partidas específicas donde se puede reducir gastos y costos del erario público sin tener que afectar a los más vulnerables dentro del Gobierno.

“Afectar una vez más a la clase trabajadora y sus familias no es opción. El Gobierno debe mantenerse firme en esta postura. Como sindicato estamos claros en que afectar los derechos y beneficios de los trabajadores no va a mejorar la situación económica del país sino que la va a seguir contrayendo, perjudicando aún más a nuestro país y al servicio público que se ofrece a nuestro pueblo. Aunque al principio de este año, la visión del Ejecutivo era cónsona con la visión rígida de la Junta de Control Fiscal entendemos positivo su cambio a favor del pueblo de Puerto Rico y es por esto que lo instamos a seguir firme en esta lucha”, expresó la presidenta de Servidores Públicos Unidos de Puerto Rico, Concilio 95.

González enumeró las partidas dentro del presupuesto que deben ser recortadas o reducidas sustancialmente para lograr este objetivo que a la misma vez mejoran la administración de los dineros del pueblo. Se enfocó en los salarios del personal de confianza del Gobierno cuyo tope no tiene límites y en muchas ocasiones exceden lo razonable dentro de un país con problemas fiscales. También destacó los gastos excesivos en materiales y equipos que no tienen un fin público común sino beneficiar a personas particulares que muy bien pueden adquirir un buen equipo a un costo razonable. Además, destacó los contratos millonarios del Gobierno para trabajar con imágenes públicas del Ejecutivo y agencias del Gobierno como la renovación del Contrato a la compañía del cabildero Manny Ortiz por 690,000 dólares.

“Hay que reducir los sueldos excesivos e insultantes hacia nuestro pueblo y hay que reducir los gastos de equipos excesivamente costosos que no benefician al pueblo como los autos de 245,000 dólares y 80,000 dólares equipados con sistemas de lujo. Estamos viviendo una seria crisis fiscal y los únicos que estamos sintiendo la austeridad son los más vulnerables, los que menos tenemos para así mantener el estilo millonario de los privilegiados del Gobierno”, sentenció.

La sindicalista destacó que uno de los elementos que más le ha sorprendido en esta administración es que a pesar de estar viviendo la peor crisis fiscal en nuestra historia, se ha destacado por dar los salarios más elevados a jefes de agencias en nuestro país. Destacó los sueldos de la Secretaria de Educación que gana 144,000 dólares más que su antecesor, el de la Secretaria de Justicia, que gana casi 35,000 más que su antecesor, cifra que también gana en exceso el Comisionado de Seguros, la secretaria del DRNA que gana 21,696 dólares más que su antecesor, entre otros.

Por otro lado, enfatizó en el costo excesivo de la estrategia de este Gobierno de crear estructurales adicionales para poner agencias bajo una sombrilla con la excusa de que esto generaría grandes ahorros, acción que no ha sido productiva, que ha generado mayor burocracia y un gran desperdicio de dinero. Puso como ejemplo el Departamento de Seguridad Pública, cuyo primer costo excesivo fue el salario del nuevo jefe de agencia de 248,000 dólares anuales, esto sin contar con los salarios, equipos, oficinas, etc. que vienen a consecuencia de esta nueva burocracia.

“Si este Gobierno reenfoca la manera de utilizar los recursos económicos del pueblo para no despilfarrarlos en salarios excesivos, contratos millonarios a personas allegadas y gastos de lujo innecesarios podríamos comenzar a salir de esta crisis y atender las verdaderas necesidades que tienen los ciudadanos de este país. Si se logran ahorros en las agencias, estos deben ser destinados para atender al pueblo y proveer los recursos adecuados para brindar mayor servicio, en vez de gastarlos en vehículos de lujo y contratos a amigos. La austeridad no puede seguir en una sola dirección, todos tenemos que ajustarnos a la realidad económica de Puerto Rico y no pretender solamente que la clase trabajadora y las familias puertorriqueñas de bajo y mediano ingreso sean las únicas afectadas.” culminó la líder sindical de SPU.

Mencionó que la unión estará vigilante a las acciones que realice este Gobierno y la Junta de Control Fiscal en beneficio o detrimento del pueblo para tomar las acciones necesarias para combatir cualquier intento en menosprecio de la clase trabajadora de este país.