Últimas Noticias

Negociado del Sistema de Emergencias 9-1-1 responde a información errónea

Sábado, 12 de enero de 2019- La comisionada del Negociado del Sistema de Emergencias 9-1-1 (NSE9-1-1), Yazmín M. González Morales, aclaró hoy información que surgió en la prensa en torno al tiempo de respuesta de los telecomunicadores a las llamadas que recibe el Negociado, así como otros asuntos incorrectos.

La funcionaria rechazó que los telecomunicadores del 9-1-1 tarden hasta seis minutos en contestar una llamada que se presupone sea de emergencia. Esto lo sustentó en que el propio sistema tecnológico utilizado por el Negociado produce las estadísticas, las cuales reflejan que prácticamente el 85% de las llamadas que entran al 9-1-1 se responden inmediatamente.

“La estadística real es que entre el 20 de julio de 2018 y el 10 de enero de 2019, se recibieron en el Sistema 830,464 llamadas, de las cuales 705,257, es decir, el 84.9%, fueron contestadas de inmediato. Otras 16,126 fueron respondidas en un máximo entre uno a 40 segundos, que según los parámetros establecidos de respuesta se clasifican de excelente a bueno. En lo que se considera una respuesta promedio, de 40 segundos a dos minutos, tuvimos un 7.57%. Mirado en conjunto, el 94.4% de las llamadas que entran al Sistema 9-1-1 se responden bajo una clasificación excelente, que es el grueso de las llamadas, hasta una respuesta promedio”, señaló González Morales en declaraciones escritas.

El NSE911 es uno de los siete Negociados bajo la sombrilla del Departamento de Seguridad Pública (DSP).

La Comisionada, por otra parte, afirmó que uno de los grandes problemas que aun tiene el NSE911, a pesar de todos los esfuerzos que se han hecho durante mucho tiempo, es la entrada de llamadas que no son una verdadera emergencia.

“Hasta un 80% de las llamadas que recibimos no corresponden a lo que se considera una emergencia real, que no es otra cosa que una situación donde la vida o Propiedad están en inminente peligro. Ejemplos de ello podrían ser accidentes graves, incendios, deslizamientos, inundaciones y otros. Cada una de esas llamadas que no son emergencias reales, afecta la atención de aquellas que sí lo son,” manifestó la funcionaria. Muchas llamadas son para indagar números o servicios de otras agencias y llamadas de niños jugando.

Igualmente, precisó que en los últimos ocho meses, incluyendo este mes de enero, han renunciado 26 telecomunicadores, según certifica la Oficina de Recursos Humanos del NSE911.

“Desde que comencé labores, hace cuatro meses y medio, he firmado alrededor de 13 renuncias de telecomunicadores. Alrededor del 55% de esas renuncias corresponden a empleados que habían estado en licencias sin sueldo. Una vez se identifican esos casos, se evalúan las licencias por necesidad de servicios, y no se han autorizado nuevamente a no ser que estén ofreciendo los servicios dentro del mismo Gobierno”, aclaró la Comisionada.

Agregó que la tendencia histórica de las renuncias apunta a que son de empleados de los turnos nocturnos. “En muchas de esas renuncias se trata de personal que está cursando estudios académicos y una vez completan sus metas se van en búsqueda de mejores oportunidades. De igual manera, otros compañeros se han mudado fuera de Puerto Rico o han recibido otras ofertas de empleo con mejores beneficios”.

No obstante, para evitar que se vaya a perjudicar el servicio, señaló que se ha iniciado el proceso de reclutamiento para ocupar 27 puestos transitorios de Telecomunicador I (entre vacantes y renuncias Año Fiscal 2019).

Al mismo tiempo, indicó, ya se había comenzado un proceso interno de validación para determinar si realmente se ha dado un esquema de renuncias masivas, desde cuándo y si hubo en algún momento gestiones para nuevos nombramientos en puestos de Telecomunicador I.

Según ha ido renunciado el personal, hemos enviado una solicitud a la Oficina de Gerencia y Presupuesto (OGP) para que nos permitan ocupar los mismos, considerando que los mismos son parte de los puestos ocupados del presupuesto del Año Fiscal 2019. La aprobación de la OGP no se ha dado debido a la situación fiscal prevaleciente en todos los componentes del DSP”, aseguró la Comisionada mediante comunicado de prensa.

Señaló que el presupuesto asignado por la Junta de Supervisión Fiscal al Negociado, la partida de nómina está $3.3 millones por debajo de la necesidad peticionada. “Esta situación tuvo el efecto directo de detener las gestiones para ocupar puestos esenciales, pues no se cuenta con los fondos bajo el presupuesto asignado por la Junta”, sostuvo.

Finalmente, rechazó que bajo esta administración se esté desviando fondos del NSE911 para otras agencias.

“Lo correcto es que entre el 2014 y el 2016 se desviaron fondos para el Fondo General, a pesar de la prohibición expresa que regula a nuestro Negociado Ese desvío le costó al Negociado, en términos generales, unos $24 millones. Eso fue objeto de un grave señalamiento de la FCC, y fue bajo esta administración que se dieron las garantías de que eso no ocurriría nuevamente y lo hemos cumplido. Los fondos que ingresa el NSE911, producto de los cargos que se cobran a teléfonos celulares, residenciales o comerciales, tanto alámbricos como inalámbricos en Puerto Rico, se han utilizado para mejorar la infraestructura de telecomunicaciones y del Sistema de Emergencias y sus necesidades.

Como ocurre en muchas agencias, encontramos dificultades que vamos resolviendo en la medida de lo posible.

El pueblo puede tener la garantía de que sus llamadas de verdadera emergencia son atendidas con todo el compromiso y prontitud que los telecomunicadores han demostrado hasta el presente. Esa es nuestra razón de ser y nos satisface hacerlo”, expresó González Morales.