Últimas Noticias

Presidente de la Cámara de Representantes no sabía qué persona en su escolta era su sobrino

Martes, 19 de marzo de 2019 (CyberNews) – El presidente de la Cámara de Representantes, Carlos “Johnny” Méndez reaccionó el martes a señalamientos que trascendieron sobre el pago de horas extra a su exjefe de escolta y sobre la contratación como asesor de un abogado que fue desaforado.

El primer caso es el del sargento de la Policía, Ángel Figueroa Montezuma, quien fue reasignado a la División Marítima de Fajardo y a quien describió como un hombre trabajador. Éste habría ganado más de 41 mil dólares en horas extras entre marzo de 2018 y febrero de este año, según trascendió en informes de prensa.

“Ya no está conmigo. Él fue reubicado en una de las divisiones de la Policía. Esto es parte de la razón (de la reubicación). Yo me había reunido con él hace algún tiempo precisamente diciéndole que teníamos que mirar eso de las horas extra que estaba ganando el personal asignado a mí y que había que bajarlo. Yo creo que era demasiado de alto el pago de horas extra y obviamente no hubo resultados, así que los hablamos y fue reasignado”, dijo Méndez en entrevista radial (WKAQ).

“Las directrices es que estamos en un momento de austeridad y no puede haber esos excesos que estaban habiendo. Para mí eso es un exceso extraordinario y no se justificaba”, añadió.

Asimismo, Méndez admitió que Figueroa Montezuma es su sobrino biológico y que él no supo este detalle hasta luego que fue reclutado.

De otra parte, el líder cameral dijo que no le cancelarán el contrato a Héctor Díaz Vanga, un abogado que fue desaforado y que ofrece servicios de asesoría a la Cámara de Representantes. Informes de prensa señalan que su contrato vence el 30 de junio próximo por un monto de 72 mil dólares.

“Cuando se venza el contrato, nosotros evaluaremos toda la situación, pero hasta este momento, de la evaluación que hemos hecho, entendemos que no hay razón alguna por la cual cancelar ese contrato”, dijo Méndez.

Explicó que Díaz Vanga tuvo su licencia de abogado vigente hasta el pasado mes de diciembre, por lo que ya no puede ejercer como abogado, aunque sí puede trabajar como asesor legislativo.

“El pasó un proceso ético en el Tribunal Supremo y el proceso ético en nada conflige con su labores función de asesor legislativo… Los clientes no se sintieron satisfechos con una alegada representación y él no se defendió adecuadamente. Eos no es óbice para que una persona porque no posea una licencia no pueda seguir brindando unos servicios como asesor legislativo”, acotó.

Mencionó que en la Asamblea Legislativa incluso hay médicos e ingenieros sin licencia que laboran como asesores legislativos.