Últimas Noticias

Promueven el deporte del Paso Fino como herramienta para la modificación de conducta

Lunes, 12 de noviembre de 2018 Por Velmarie Hernández Torres- “En este deporte hay que tener disciplina y empatía”, es lo que a juicio de don Víctor Rosado, instructor de equitación por mas de 30 años, ha ayudado a decenas de jóvenes a mejorar su conducta, habilidades sociales y hasta motoras mientras se entrenan en el deporte de Caballos de Paso Fino.

En el marco de los preparativos de unos seis estudiantes de su Academia de Equitación “La Victoria” para participar en el Ponce Internacional 2018, Don Víctor explicó que muchos niños llegan a sus manos con problemas de conducta, con diversidad funcional entre otras situaciones. Pero que gracias a la disciplina que requiere el deporte y a la empatía que desarrollan durante el manejo del caballo logran transpolar esos valores a sus hogares y escuela con grandes resultados que lo llenan de mucha satisfacción.

“Hay nenes que son muy hiperactivos, que tienen problemas en la escuela. Nosotros los traemos y les vamos enseñando lo que es la disciplina. Porque en el deporte de los caballos tiene que haber disciplina. Suceden muchas cosas lindas con esto del deporte de los caballos”, manifestó Don Vitorio como le llaman sus estudiantes.

Rosado comenzó desde muy joven a ganarse la vida cuidando caballos en los Estados Unidos. Su hija mayor fue su primera alumna y la llevó a competir en Estados Unidos por mucho tiempo. Luego se ocupó de entrenar a su hijo menor a quien le apasionaba montar caballos, sin embargo, perdió la vida en un accidente.

Después de más de treinta años dedicado al deporte de los caballos, Don Vitorio resalta, “la pasión mía son los nenes. Verlos mejorando, echando hacia adelante. Ir y gritarle y emocionarse uno con sus logros. La adrenalina que provoca ver a los nenes es mayor que cuando uno es el que monta. Aquí el rol de los padres es crucial para que ellos tengan éxito”.

Rosado relató orgulloso la historia de un joven de 20 años, con diversidad funcional debido a un trauma que sufrió su cerebro cuando era pequeño y que participará en el Evento Especial, en Los Abiertos del Ponce Internacional 2018.

“Carlos lleva siete años con nosotros. Cuando llegó no montaba caballo, no le gustaba. Era muy tímido. El ha progresado muchísimo, saca su caballo, limpia la jaula, guía el carretón. Se compenetra mas con la gente, ha logrado mayor independencia. Antes el llegaba y no saludaba a nadie. Para nosotros Carlitos es un logro grande. Ahora yo me siento en una esquina y le digo lo que va a hacer y el lo hace. Su condición no ha sido impedimento. Es un joven muy inteligente y yo se lo echo a cualquiera como jinete”, detalló el maestro.

Carlos ha competido en dos eventos de la Competencia Mundiales de caballos de Paso Fino y en la última que se realizó en Estados Unidos compitió sin su caballo lo que representaba un reto aún mayor para su condición. Sin embargo, lo superó.

El Evento Especial en la Mundial, en donde compiten niños y jóvenes con diversidad funcional, fue creado a petición de Don Víctor y su equipo de trabajo en el 2014, luego de la Mundial de Colombia. Antes, la competencia no aparecía en el programa de los eventos, pero en los últimos años ha sido incluido.

Según la mamá de Carlos, Margarita Gotay, este ha mejorado sus habilidades sociales y destrezas motoras significativamente. Asimismo, aseguró que los resultados dependen de un trabajo en equipo entre el jinete, el entrenador y los padres. Por su parte, Carlos indicó que se encuentra listo para competir en Ponce. Aseguro que “su jefe” como distingue a Don Víctor bromea mucho, pero es muy estricto.

“Vamos blinda’os para Ponce”, reiteró Carlos.

Mientras que su mama añade, “Carlos ha creado disciplina porque este deporte va mas allá de las clases. Es un deporte completo que le requiere otras actividades físicas como ejercicios para fortalecer los músculos y consistencia en el entrenamiento. El jinete tiene que reciprocar el esfuerzo del caballo manteniéndolo limpio, alimentado y entrenándose”.

En la mundial de julio del 2018, Puerto Rico trajo 10 medallas de oro, cuatro de ellas con estudiantes de Don Víctor quien explica que en las competencias de equitación se evalúa la elegancia, la postura correcta a pesar de los movimientos de los caballos, la sentada, y el manejo de los caballos. También reveló que las niñas o Amazonas dominan la participación en las academias y competencias de equitación.

“Todavía nos queda mucho por hacer. Me queda sacar la nieta a una mundial y hacerla campeona. Nos han dado duro pero ahí vamos. Queremos llevar a esos chiquitos que van subiendo a un nivel internacional”, manifestó Rosado.

“La clave para manejar un caballo es la práctica. Esto es un binomio, entre caballo – jinete y jinete – caballo. El caballo ayuda al jinete o a la amazona y viceversa. Es un buen deporte, pero muchos padres se resisten a manejar caballos. Si los padres se involucraran mas tendríamos mas montadores. El caballo les transmite tranquilidad a los nenes. Niños con problemas de disciplina, la alternativa es la equitación”, añadió.

Finalmente adelantó que entre sus seis competidores para el Ponce Internacional se destaca también Héctor que tiene seis años y monta desde los tres años. La yegua María del Mar será la compañera de Héctor en la competencia de Ponce. El orgulloso maestro, espera que el más pequeño del grupo haga un mejor papel del que hizo en la Mundial cuando obtuvo el cuarto lugar.

El Ponce Internacional 2018, Los Abiertos, es el evento mas importante de Caballos de Paso Fino que se realizará los días 8 y 9 de diciembre en el Coliseo Pachín Vicens de Ponce. Esto, luego de que en el 2017 el paso del Huracán María por la Isla les impidiera celebrar la edición número 34. Tras tres décadas de ediciones consecutivas y exitosas, el evento organizado por la Asociación Puertorriqueña de Caballos de Paso Fino, traerá a competir ejemplares de Colombia, Santo Domingo, Estados Unidos y Puerto Rico.