Últimas Noticias

“Yo quiero explicaciones de FEMA” dice Rosselló sobre agua embotellada que nunca se repartió

Jueves, 13 de septiembre de 2018- El gobernador Ricardo Rosselló Nevares solicitó el jueves a la Agencia Federal de Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés), una explicación en torno al hallazgo de miles de paquetes de agua embotellada en una pista de aterrizaje en el aeropuerto José Aponte de la Torre en Ceiba.
“Yo quiero explicaciones de FEMA”, expuso el mandatario a través de un mensaje transmitido vía Facebook Live desde su cuenta.

Asimismo, el mandatario alegó que desde febrero se estuvo almacenando el agua, y para el mes de abril se clasificó como agua en exceso.

Mencionó que “estas aguas llevaban meses allí y, por lo tanto, yo quiero explicaciones de si en efecto, se tenía esa agua desde enero se declaró excedente”.

“La pregunta es si se debió mantener en un almacén”, cuestionó el gobernador.

El secretario del Departamento de Seguridad Pública (DSP), Héctor Pesquera confirmó que las 20,833 paletas con cajas de agua almacenadas a la intemperie en una pista de la antigua Base Naval Roosevelt Roads de Ceiba están valoradas en 22 millones de dólares aproximadamente.

“(Valen) 22 millones 259 mil dólares. Deben estar allí. ¿Quién la va a recoger? Son unos cuántos millones de botellas”, dijo Pesquera en entrevista radial (WKAQ).

“Esa agua en ningún momento la debieron haber puesto a disposición de nadie si estaba en la pista sabe Dios cuántos meses… ”, agregó al indicar que están en proceso de devolver el agua al gobierno federal.

Además, dijo FEMA tendrá que decidir si decomisa laa 35 millones de botellas de agua, según se indicó. “Nunca la debimos haber recogido. Admito eso. Fue un error de apreciación. Eso no quita que el agua estuviera allí una serie de meses que no sabemos. Le estamos pidiendo la información a la Agencia Federal de Manejo de Emergencias (FEMA por sus siglas en inglés) y nos la van a dar. FEMA no va a ocultar eso. FEMA lo va decir, estoy seguro”, sostuvo el titular del DSP al asegurar que el gobierno local tampoco va a recibir el agua.

El miércoles el administrador de la Administración de Servicios Generales (ASG), Ottmar Chávez, informó que se ordenó una investigación administrativa para conocer los pormenores del recibo de miles de botellas de agua que fueron donadas por el gobierno federal que no se pueden utilizar por su mal olor y sabor. La pesquisa busca saber por qué se solicitó una cantidad de mercancía que no había forma de manejarla rápido; por qué transcurrió un mes desde que la Administración federal de Servicios Generales autorizó a la ASG local para el recogido de la mercancía y conocer por qué el empleado que participó en el recibo de la mercancía no alertó que la misma, supuestamente, se encontraba a la intemperie.

La autorización se dio, según Pesquera, el 24 de abril y la ASG tomó posesión del agua el 30 de mayo.

Alegó que el agua fue colocada en la pista por personal de FEMA. “Cuando la ASG va, ya el agua está en la pista. Ese es uno de los problemas que nosotros ahora mismo hemos identificado”, sostuvo el funcionario.